jueves, 25 de septiembre de 2014

Vida pseudo-adulta: 20 cosas que hacer antes de los 30


Dicen que a partir de los 30 uno empieza a sentar la cabeza. Es como cuando en los Sims pasas de joven adulto a adulto y te sale ese aviso de "Tendrías que ir empezando a pensar en casarte y tener hijos...", lo cual agobia bastante. Aunque también dicen que los 30 son los nuevos 20, lo que es una excusa estupenda para seguir alargando todo lo posible eso de hacerse mayor. En cualquier caso, he pensado en una lista de cosas que hacer antes de los 30 (versión con cosas frikis, claro):


1. Hacer un interrail por Europa.
Y si es antes de los 25 incluso mejor, porque a partir de los 26 es más caro. Ay, qué idílico eso de ir con la mochila a cuestas y recorrer Europa con tus amigos...



2. Ir de acampada.
Qué pena que en este nuestro país esté prácticamente prohibido en todas partes. Sólo se puede acampar en zonas específicamente diseñadas para los domingueros, lo cual se carga toda la experiencia de estar aislado en las montañas. Los riesgos que corras eligiendo el sitio, son cosa tuya...




3. Bañarse desnudo en el mar.
Hay algo de romanticismo e idealismo en la idea de meterte en mar tal cual viniste al mundo. La clave está en no hacerlo en una playa llena de turistas en pleno día de Agosto.



4. Enterrar una cápsula del tiempo.
Mete una carta para tu futuro yo y algún tipo de objeto que signifique algo para ti en este momento. No la desentierres hasta que hayan pasado 10 años como mínimo. Mi consejo; cuando vayas a enterrarla, haz el favor de llevar una pala. A nosotros el sistema cuchara no nos fue nada bien...


5. Ir a Japón.
La meca de los otakus. Todos queremos visitarlo sí o sí, ¿y qué mejor que hacerlo cuando todavía eres joven? 


6. Vivir en otro país.
No importa si es durante un mes, tres, todo un año o de forma indefinida, vivir en un país distinto al tuyo es algo que te cambia la vida completamente.


7. Ir a un concierto de tu grupo favorito.
Si tienes la suerte de que tu grupo favorito siga en activo, no te lo pienses dos veces y la próxima vez que tengas la oportunidad de ir, hazlo.

¿Por qué será que hay gifs de Bob Esponja para todo?


8. Aprender a valerte por ti mismo/a.
Sí, la cosa rollo de la lista. Pero ahora enserio, por mucho que te resistas, ya estás mayorcito. Si siempre has dependido de tus padres para todo, ya va siendo hora de que te espabiles de una vez por todas y aprendas al menos a cocinar un par de platos decentes, a poner la lavadora sin que acabe en catástrofe, a conseguir las bombonas del butano y a controlar el contador de la luz. Cuando dejas de depender de los demás, de pronto te sientes muy poderoso.


9. Experimentar con tu pelo.
En la adolescencia tus padres te lo prohibían y cuando seas mayor no tendrá tanta gracia, ¿qué mejor momento que ahora para teñirte de colores extravagantes o probar ese corte con el que no te has atrevido hasta ahora? Es divertido y siempre te quedarán las fotos para cuando seas mayor poder señalarlas y decir "pero qué pintas llevaba, mira qué pelo...".


10. Aprender un idioma.
Se dice que cuanto más mayores nos hacemos, más difícil se nos hace aprender un idioma. Ahora es el momento. Tu mente es joven y un idioma es algo que siempre va a serte muy útil en la vida y que te puede diferenciar de los demás.


11. Encontrar nuevos hobbies.
Experimenta con todo tipo de cosas hasta que encuentres algo que te guste y que te llene; hacer surf, pintar, hacer teatro, jugar al Mahjong...la decisión es tuya, y tener hobbies es importante para sentirnos más autorrealizados, un sentimiento que no es muy frecuente a los veintitantos. Recibirás un plus de desafío si haces algo que no tenga nada que ver con ninguna cosa que hayas hecho antes.



12. Pasarse todos los juegos de Mario Bros (y relacionados) enteros.
Has estado tonteando con ellos durante años, puede que incluso hayas completado un par, pero ha llegado el momento de pasárselos del todo para poder fardar de verdad. Desempolva tu vieja Nintendo 64 o hazte con las versiones para consolas más actuales y empieza por el principio. No te olvides de que Yoshi's Island y Luigi's Mansion también están en el ajo.


13. Practicar deportes de riesgo.
Cualquier cosa que te dispare los niveles de adrenalina es válida.


14. Ir a un festival.
Pasarse tres días usando una letrina portátil junto con otros miles de personas que no están en sus mejores condiciones después de todo lo que se habrán metido en el cuerpo puede no sonar muy atractivo dicho así, pero piensa en todo lo que bailarás, la gente a la que conocerás y ese valioso tiempo que puedes pasar desconectado del mundo real.


15. Ir a un survival zombie.
Si no conoces ya este tipo de eventos, se trata de una simulación de apocalipsis zombie que dura toda una noche. Puedes acudir como zombie o como superviviente, pero de cualquier manera, será una experiencia completamente distinta de cualquier cosa que hayas hecho antes. Tienes más info aquí.



16. Viajar solo.
Sí, da un poco de miedo. Seguro que piensas que te vas a aburrir como una ostra, pero al final, de una manera u otra, la experiencia valdrá la pena. Reafirmarás tu independencia y estarás más dispuesto a conocer gente allí. Además, queda muy impresionante cuando le dices a los demás que te has ido a tal o cual sitio tú solito.

17. Descubrir qué es lo que quieres hacer en la vida.
Probablemente esta es la que más agobie y la más difícil. ¿A caso no tratan los veintitantos precisamente de no tener ni idea de cuál es tu lugar en el mundo? No te preocupes, la respuesta de acabará llegando tarde o temprano (si eres como yo, probablemente más tarde que temprano...ésta me la dejo para el final).

18. Renovar todo tu vestuario.
Aunque no te interese la moda, la ropa forma parte del cambio. Seguro que alguna vez has sentido como si ya no estuvieses tan cómodo en esas camisetas que llevas desde los 16 años. Quédate con unas pocas prendas de tus favoritas como recuerdo y dona todo lo demás para hacer hueco a nueva ropa que hable de ti y de cómo eres en esta etapa de tu vida. No tiene por qué ser ropa aburrida y formal, sólo cosas que te gusten y que denoten un cambio en ti.

19. Hacer algo que te de miedo.
¡Conquista tus miedos como el veinteañero insensato y cabezota que eres! Ya sea pedirle una cita a esa persona que sientes que está fuera de tu alcance, ir a bucear con tiburones, o tirarte en paracaídas, haz algo que siempre te haya dado mucho miedo y disfruta satisfacción de ser invencible.



20. Ser solidario.
Empieza ahora y no pares nunca. Sinceramente, el mundo ya está demasiado lleno de c*pullos egoístas, nadie necesita que tú te conviertas en otro más. Ayuda a gente que sepas que no te va a poder devolver nunca el favor, hazte voluntario en una protectora de animales, ve a manifestaciones por los derechos humanos o echa una mano en campañas de recogida de alimentos. Elige en qué campo te gustaría más ayudar y hazlo, porque si todos ayudásemos un poquito más, el mundo sería muy distinto.


¿Cuáles de estas cosas ya has hecho? ¿Cuáles añadirías tú?

1 comentario:

  1. Ohayo!! :D

    LOL jaja no habia pensado este tema jaja etto... bueno arigato x estos TIPS tomare en cuenta algunos de aqui alla XD

    ResponderEliminar