lunes, 31 de marzo de 2014

Cosas de manga IV

Hacía mucho tiempo que no escribía una entrada para esta sección, pero al fin me he decidido a hacerlo porque últimamente hay un tema que me ronda mucho la cabeza, se trata de...

Los límites físicos de la amistad


Ésto es algo que veo continuamente en los mangas. Muchas veces no está de forma explícita expresado, si no que los personajes sobreentienden que es así, se da por sentado. Rara vez ésto es cuestionado, y las pocas veces que se hace, suele terminar mal. Es un tema que, la verdad, me parte el corazón.
Y con todo esto me estoy refiriendo a los límites físicos que ponen los personajes de los mangas a la amistad. Es muy frecuente ver cómo cuando los personajes están en el instituto se hacen amigos y crean amistades y vínculos muy fuertes entre ellos. A todos los gusta estar junto a los otros. Se quieren genuinamente y, aún así, toda la amistad está envuelta siempre de cierta aura de melancolía y tristeza, como quien sabe que nada es para siempre y que pronto acabará. Y sí, incluso yo sé por experiencia propia que hasta la amistad que parece más fuerte, que crees que es imposible que se rompa, puede terminar un día. Pero para eso, tiene que pasar algo que lo provoque. En cambio, en los mangas, la amistad, de la forma en que se la ha conocido en el instituto hasta el momento, tiene una fecha de caducidad: el día de la graduación. Por motivos que no acierto a comprender, en cuanto los personajes se gradúan, pierden el contacto. Ellos asumen y aceptan que una vez no vayan a la misma clase y no se vean todos los días, dejarán de ser amigos, o al menos, ya no lo serán como lo han sido hasta ahora. A lo sumo se envían cartas, se ven una vez allá a las mil u organizan cenas de antiguos alumnos. ¿Por qué pasa esto? ¿Qué es lo que les impide seguir siendo tan cercanos sin que importe que sus vidas cojan caminos distintos? ¿Por qué es tan importante para ellos tener el vínculo en común del lugar donde estudian o del sitio donde trabajan para poder ser amigos? Y no sólo amigos, si no que en una gran mayoría de los casos en los mangas, ésto también se aplica a las parejas. ¿Cómo, ellos precisamente, que siempre hablan de la fuerza de los sentimientos, aceptan algo así, que debilita una relación hasta ese punto? ¿Por qué no siguen protegiendo y luchando por lo que les importa en vez de aceptar convertirlo todo en bonitos y tristes recuerdos? No consigo entenderlo.


Y la cosa es que hace poco, estaba leyendo un manga (ojalá recordase cuál) cuando en una de las viñetas un personaje hacía referencia a cómo se iba a terminar todo en cuanto acabasen el curso, y la cosa es que los traductores añadieron una nota en la que ponía que en Japón se acostumbra a crear el círculo social alrededor del sitio de trabajo o de estudio, y que por eso era normal que al graduarse, se dejase unos amigos atrás para centrarse en otros nuevos. A mí me mata de pena esto. Y de confusión. ¿Por qué no puedes hacer nuevos amigos y mantener a los otros? ¿Y si no te llevas lo suficientemente bien con nadie en tu nuevo puesto de trabajo como para que sean amigos tuyos? ¿Tienes que elegir entre estar solo o aguantarles obligatoriamente? ¡No tiene sentido! Por más vueltas que le doy a este tema, me cuesta llegar a comprenderlo bien. Quizás se deba a una diferencia cultural tan profunda que, incluso nosotros que podemos llegar a conocer aunque sólo sea un pequeño pedacito de la mentalidad japonesa a través de sus mangas y que por ello se podría decir que ya intuímos un poquito cómo son allí algunas cosas, no podemos llegar a aceptar con normalidad. Lo que está claro, es que a mí me gustaría mucho que los personajes de los mangas siguiesen siendo amigos aunque se hiciesen adultos, que pudiesen crecer juntos y que no por ello las cosas deban cambiar entre ellos.


2 comentarios:

  1. Creo que es una de esas cosas que nunca podremos entender (como tantas otras de la mentalidad japonesa)…
    Desde luego yo no le veo el sentido a que tengan que "dejar de ser amigos" o incluso pareja simplemente porque van a cambiar de lugar de estudio o trabajo. Es que no tiene ni pies ni cabeza… pues vaya cariño que le tenías a esa persona si le puedes dar la patada a la mínima, ¿No? Que vamos, una cosa es que una relación (del tipo que sea) se vaya enfriando de manera natural por la distancia o lo que esa y otra pasar de todo y ni intentar nada.
    En fin, cosas raras suyas. Menos mal que creo que nunca me he encontrado con nada de esto en un manga porque me hubiera quedado con cara de WTF!?
    Ahora al menos ya voy avisada! XD

    ResponderEliminar
  2. Hola.

    La verdad yo tampoco lo entiendo del todo, y me cuesta más a mí entenderlo porque yo nunca he tenido amigos así de verdad XD ni siquiera un grupo de amigos más falsos, yo soy de puros conocidos. También depende de la distancia, porque ¿que tal si la escuela a la que van está digamos en otro continente? (si pasa ¡eh!) la verdad es muy triste que los amigos vayan por distintos caminos, y es algo en lo que simplemente prefiero no pensar XD

    Saludos.

    ResponderEliminar