martes, 11 de junio de 2013

Cosas de manga III

Aprovechando que suben las temperaturas (hoy tenemos unos estupendos 29º aquí), dedicaremos la entrada de hoy de Cosas de manga a...


¡EL VERANO MANGA!

La primavera siempre ha sido la época del año más alabada por todos de entre el resto de estaciones en Japón. Y no es para menos, ya que ver los cerezos en flor debe ser una experiencia única y además, los japoneses empiezan el curso en primavera, por lo que se tiene ese sentimiento que nosotros tenemos en Septiembre, de volver a empezar y de cosas nuevas que se avecinan. Pero si hay una estación que realmente impresiona por la forma en que se plasma en los mangas, es el verano, sin duda alguna. Cada vez que en una obra llega el verano, parece que el autor se llena de nostalgia y trata de hacernos llegar sus recuerdos veraniegos más preciados, que curiosamente, siempre están marcados por los detalles más pequeños. Éstos se repiten a menudo, es por ello que aquí os traigo una pequeña compilación de las pequeñas cosas que forman un verano en Japón, según los mangas:


Empiezo con mi favorita con diferencia, el fuurin. Son campanitas de cristal que se ponen en las ventanas y los balcones a principios de verano porque se considera que tienen un sonido muy fresco y agradable. Siempre las podemos ver en los animes y doramas, mientras los personajes hacen el vago tirados en el suelo o meriendan de cara al jardín.



En cualquier shojo que se precie de serlo, siempre se incluye al menos un capítulo sobre los festivales de verano, siendo el más recurrente el Tanabata (de ahí el nombre de nuestras jornadas *guiño, guiño*). En ellos, la protagonista siempre se pone un yukata, que es como un kimono de verano, que suelen acompañar con un palmito, y el chico siempre se queda con cara de atontado al verla porque al parecer, consideran a las mujeres con ropa tradicionales algo muy atractivo. En estos festivales, hay montones de cosas típicas que vemos continuamente en las páginas de los mangas; el puesto de takoyaki (las bolitas de pulpo), el juego de atrapar a los peces de colores, los farolillos iluminando el lugar, y por último, y más importante ya que en los shojos siempre es sinónimo de algo importante, los fuegos artificiales. Los festivales de verano son tan recurrentes y tienen tantas cosas que se les podría dedicar una entrada entera.



Las sandías es algo que definitivamente tenemos en común con ellos. Ya sabemos todos que son la fruta por excelencia del verano, y por lo que podemos leer, los japoneses la adoran. Además, parece ser que tienen una costumbre muy curiosa, y es que cuando van a la playa, se llevan una sandía y juegan a "partir la sandía", un juego que es básicamente como la versión sana de las piñatas de aquí, en que uno lleva los ojos vendados y con un palo ha de romper la fruta, que luego se comen entre todos.




Las cigarras son otro detalle muy distintivo del verano japonés. Su sonido es uno de los elementos más utilizados en los animes para crear el ambiente veraniego, ya que en Japón hay tantas cigarras y de tantas especies que pueden llegar a armar escándolos interesantes cuando cantan todas a la vez. En mangas en los que aparecen niños, a menudo podemos verles recogiendo los caparazones de las cigarras muertas y coleccionándolos, cosa que es muy común allí.



Y por último, teniendo en cuenta que en Japón el verano es muy caluroso y que hay muchísima humedad, no es de extrañar que muchos de nuestros personajes manga favoritos pasen algunos de los días de verano en casa haciendo el vago frente al ventilador. Esto lo considero algo importante, ya que probablemente es la única vez en que se vea que hacen el vago. Ya todos sabemos que Japón es un país que se caracteriza, entre otras cosas, porque sus ciudadanos son muy activos y siempre están haciendo cosas, por eso es que es bastante especial que los autores manga plasmen este tipo de escenas en sus mangas.


Todas estas cosas hacen que el verano sea mi estación favorita en los mangas. ¿Qué opináis? ¿Se os ocurren otras cosas típicas del verano en los mangas que deberíamos añadir a esta lista?

4 comentarios:

  1. Las visitas a los acuarios o a los parques temáticos, sobretodo los de agua

    ResponderEliminar
  2. Aaah me encantan los fuurin, tengo dos fuera pero no son de cristal XD, y me hice un muñeco de la lluvia pero se me rompió =.=, me haré otro!

    qué mona la entrada y qué ganas de comerme un poki o un "mikado"


    Un besooo!


    Jeanne.

    ResponderEliminar
  3. Son cosas que son tan típicas en los mangas, que incluso hay veces que lo vez hasta normal. En este caso, no me había percatado del último punto: hacer el vago en verano. Es verdad, y teniendo en cuenta como son los japoneses.
    Ahora mismo no se me ocurre otra cosa... no espera. Dependiendo del anime o manga, también se encontraría las clases de refuerzos de verano XD Así como la visita a la piscina. Parece como si solo fueran una vez al año o.o

    ResponderEliminar
  4. Qué entrada tan bonita e interesante. Yo tengo un Fuurin de Gintama, aunque nunca lo he usado (estoy esperando cambiar de casa para poder colgarlo en un futuro). También tengo uno de Maneki neko comprado por catálogo en Avón, jeje, y ese sí que lo he colgado y en verdad produce un sonido bonito, lo malo de esto es que se le cayó el papelito y no se lo he vuelto a poner u______u.

    ResponderEliminar