martes, 30 de octubre de 2012

Reseña: Érase una vez nosotros [COMPLETA]





ÉRASE UNA VEZ NOSOTROS

♥ Autora: Yuuki Obata

♥ Editorial: Ivréa

 Géneroshojo, romance, drama.

♥ Tomos publicados: 16 (completa).

♥ Sinopsis: Nana Takahashi es una joven y aplicada estudiante que, a diferencia de sus compañeras de colegio, no está colada por Yano Motoharu, el chico más popular y atractivo de su clase. Pero, poco a poco, Nana irá descubriendo cada vez más al ejemplar Yano, y podrá ver que detrás de sus forzadas sonrisas esconde una pesada sombra: la de una ex-novia que lo engañaba con otro, la cual murió en un desgraciado accidente, destruyendo para siempre su confianza en la gente, el destino y el amor. (Sacada de la web de Ivréa)

♥ Opinión personal: Con esta manga, ni siquiera sé por dónde empezar. Es de esos mangas que te marcan. Empecé a leérmelo en cuanto entró en la lista de novedades de nuestro país, ya hace bastantes años, y ha sido este año, cuando por fin he podido leer el final y saber cómo termina la intrincada relación que mantienen Nana y Yano.
La historia de este manga  no puede calificarse de otra cosa que no sea dramática. Al principio, cuando Yano y Nana se conocen, se dejan ver de vez en cuando algunos pequeños toques de humor, ya que realmente el verdadero drama no empieza hasta que ellos comienzan a salir juntos, pero ya os lo advierto, una vez empieza, no termina hasta el último tomo, así que si no os gustan las historias de ese tipo, manteneos alejados de esta serie.


En Érase una vez nosotros nos van sumergiendo progresivamente en la psicología de los personajes, que finalmente termina por absorber todo el manga. Pueden llegar momentos en que incluso llegues a perderte y ya no entiendas ni lo que está ocurriendo ni por qué. Puede que incluso llegues a desesperarte un poco, como me pasó a mí, pero al leer este manga, hay que tratar de deshacerse de nuestra mente occidental práctica, e intentar acercarse a una mucho más introspectiva y más propia de los japoneses en cuanto a temas emocionales. De lo contrario, no podrás disfrutar al 100% de este manga, ya que es ahí, en como se desarrolla el drama y cómo se desarrollan los personajes internamente, donde yo creo que reside el valor de este manga (y os lo digo yo...que a veces más práctica no puedo ser...)


El argumento en sí, no propone nada nuevo. Chica conoce chico y se enamoran, pero él tiene un trauma (al que a medida que avance la historia se le irán sumando tantos otros) que le impide estar bien con ella. Por otro lado, lo que a mí sí se me hace interesante, es que la historia no se centra sólo en su etapa de estudiantes, si no que el tiempo avanza a buena velocidad y se podría decir que el manga se divide en dos; primero la época de instituto, y más adelante, la etapa adulta de los personajes, lo cual dota al manga de toda una nueva perspectiva temporal, mucho más amplia, y que compensa lo que en principio podía ser un manga como con un argumento como el de cualquier otro.


En cuanto a los personajes, encontramos a los dos principales que forman la pareja, y a dos secundarios con mucho peso en la historia. En cuanto a los principales, al principio nos presentan a Yano como un chico que finge ser alegre y despreocupado, y a Nana como una chica tonta e inocente, típica protagonista de shojo, lo cual puede provocar que enseguida te decantes más por uno que por otro y hasta le puedas coger un poco de tirria a Nana. Pero a medida que avanza la historia, cambian y  Yano se convierte en una personaje con un transfondo muy oscuro, y Nana crece y se vuelve mucho más fuerte y madura. En cuanto a los secundarios, como he dicho, hay dos destacables; Takeuchi (mi favorito), el mejor amigo de Yano, que a pesar de ser un personaje muy maltratado le acabas cogiendo muchísimo cariño, y Yuri, una compañera de clase relacionada con el pasado de Yano, a la cual puede costar mucho comprender hasta el final del manga y que desde luego, de buenas a primera causa mala impresión.



En cuanto al dibujo, personalmente me parece encantador. Es un dibujo de líneas limpias y es simple, pero muy bonito. Es perfecto para un shojo, y creo que lo desenfadado -por así decirlo- que es le va muy bien a la historia, ya que un dibujo recargado podría hacer que el manga se hiciese demasiado pesado. Éste manga ya tiene suficiente drama de por sí, y necesita un dibujo que sea agradable. Además, las portadas siempre me han parecido preciosas y ayudan a crear el ambiente en el que se desarrolla la historia, ya que la autora utiliza los colores y la luz de una forma en que da a la ilustración  una sensación un poco como de ensueño.

En definitiva, creo que esta es una serie que no puede faltar en los estantes de cualquier aficionado al shojo. Para mí, es esencial, forma parte del ABC del mundo shojo y la recomiendo encarecidamente.

♥ Nota: 9/10


2 comentarios:

  1. Vi el anime hace tiempo y me gustó. A pesar de ser el "típico" shojo tiene algo "diferente" no sé como explicarlo, y ahora que está terminada posiblemente me haga con ella en un futuro porque tanto este manga como el de Strobe edge me llaman la atención y eso que no soy muy de shojo jaja. Además, el anime sólo mostró la época en la que iban al instituto y me quedé con ganas de saber que ocurriría después.
    P.D: buena reseña ;)

    ResponderEliminar
  2. Gracias *o* Pues aprovecha ahora que por fin está completa en nuestro país, que vale la pena. Strobe Edge me encanta también ^^

    ResponderEliminar