jueves, 31 de mayo de 2012

Cosas de manga (I)

¡Nueva sección recién sacada de la manga! xD En esta sección, cada vez haremos referencia a una de esas cosas que siempre suceden en los mangas y muchas veces, es muuuy poco probable que suceda en la realidad. O que simplemente, por lo diferentes que son nuestro país y Japón, a nosotros se nos hace algo raro. También hablaremos de esas situaciones que incluso son absurdas. Y no con ánimo de criticar, si no con ánimo de divertirnos un rato hablando de ello. ¡Esperemos que os guste esta nueva sección!


Y vamos a estrenar esta serie de entradas con algo que estaréis cansados de ver, sobretodo si os gusta el shojo; cuando un personaje cae enfermo. Como en un 90% de los mangas shojo de una duración mínima (claro, en tomos únicos y eso no, que no da tiempo xD) sieeeeeempre hay uno de los dos personajes principales, sea el chico o la chica, que cae enfermo. Y la cosa está en que curiosamente, sólo hay dos motivos por los que puede ponerse enfermo; a) ha estado esforzándose tantísimo en cualquier cosa por tonta que sea, que está tan cansado y las defensas tan bajas que le sube la fiebre, o b) por cualquier cosa, este personaje acabó mojándose, bajo la lluvia por ejemplo, por culpa del otro y ale, resfriado para casa. Y ya está. Así de sencillo. Pero es que encima, si se trata de la primera opción, se matan a hacer cualquier cosa; estudiar, practicar cocina para poder hacer comidas dignas e impresionar al otro, hacer deporte, etc. ¿Pero es que no ven el límite? ¿Tiene que ser todo a lo bestia o nada? Que se puede uno esforzar en algo sin dejar de comer y respirar como toca, digo yo...
Luego, los acontecimientos siempre se siguen de la misma forma; el personaje enfermo, que no admite que lo está, sigue con su vida alegremente, como si nada, haciéndose el machote y eso, hasta que una de tres; o se desmaya, o por un momento le fallan las piernas, o de repente pone mala cara y el otro personaje, al fin, se da cuenta de lo chungo que está. Y entonces viene el drama; corre a la enfermería o te llevo a casa y como da la casualidad de que el personaje enfermo siempre vive solo, el personaje sano se dedica a calentarle sopitas y ponerle paños húmedos en la frente mientras el otro duerme. Y justo entonces, cuando el personaje enfermo se duerme, empieza la fiesta; por algún motivo que no entiendo, parece ser que a la fiebre en Japón es tan fuerte, que siempre produce a los personajes que la padecen delirios y les hace perder el control de lo que dicen. Por eso, casualmente, el personaje enfermo ya dormido, tiene una increíble tendencia a medio confesársele al otro mientras está padeciendo estos efectos de la fiebre. Seee.
Y los efectos de estos capítulos en los mangas siempre suelen ser también los mismos; el sano se da cuenta de lo mucho que le importa el otro por lo mucho que se preocupó al verle enfermo y además, se lleva como premio esas palabras dulzonas fruto de la fiebre del otro (en plan "No...Sakura...no te vayas, quédate conmigo...coff coff...quiero tenerte cerca...coff..."). Y el enfermo, bueno, despierta muchas horas después y se encuentra o al sano dormido a su lado después de mucho cuidarle, o un bol de sopa de miso con una notita que pone "Tómate esta sopa, te ayudará a sentir mejor. Firmado; Sakura" y entonces se da cuenta de lo maravilloso que es el otro por lo mucho que se preocupa por él.
Y asi es siempre. Apenas varía de unas series a otras.

¿Lo más inquietante de todo? Están tan mal como para que la fiebre hable por ellos mientras duermen, pero al día siguiente, están todos más frescos que una rosa. Lo que te hace pensar...¿¡se puede saber qué narices lleva allí la sopa de miso para que se curen tan rápido!?

Pues hasta aquí, nuestra "cosa de manga" de hoy. Nos gustaría saber qué opináis sobre este tema, así que ya sabéis, comentad que es gratis ^^.

1 comentario: