lunes, 12 de diciembre de 2011

Distribución digital

Hoy Xau nos ha preparado una entrada de un tono más serio al habitual, hablando de la distribución digital, un tema que recientemente ha sido causa de polémica desde que algunas editoriales empezaran a vender sus mangas en este formato.


SOBRE LA DISTRIBUCIÓN DIGITAL


Mucho se ha venido hablando últimamente sobre la distribución digital y sus ventajas, ya sea para música, películas, videojuegos y, recientemente, cómics. Vamos a hablar un poco de las ventajas e inconvenientes de este formato.
Para empezar, ¿qué es la distribución digital? Consiste en poder comprar a través de internet una canción, una  película o cualquier otra cosa que puedas disfrutar en tu ordenador. Vamos, la venta de bienes y servicios de forma digital.
Este sistema tiene varias ventajas. Entre ellas, la más clamorosa el ahorro de costes. Las empresas se benefician del ahorro que implica el no tener que plasmar físicamente la compra. En lugar de grabar miles de copias, ponerlas en miles de cajas y enviarlas a cientos de tiendas para su venta, simplemente suben el archivo a la plataforma que corresponda para que los compradores puedan acceder a ello. Esto supone en muchos casos una reducción del precio de venta del producto que siempre es un beneficio para el consumidor.
Además, derivada de este abaratamiento de costes, encontramos otra ventaja a resaltar; hasta ahora, muchos autores veían como sus obras (comics, libros, música, videojuegos) eran rechazadas por empresas que no querían asumir el riesgo de perder dinero publicando su material. Pero con la venta en formato digital no se tienen que hacer miles de copias físicas, por lo tanto, en caso de que el producto fracasase en las listas de ventas, la pérdida que esto supondría a la empresa sería mucho menor. En esta situación se encuentra sobre todo el mundo de los videojuegos. Muchas compañías pequeñas han aprovechado el tirón de las plataformas para ofrecer sus juegos, y en muchos casos encontramos pequeñas joyas que a primera vista no son muy llamativas, pero son muy buenas y tienen un buen precio. Esta ventaja, en definitiva, ayuda a los autores a poder llegar con un poco más de facilidad a publicar su material.
Otra ventaja es tener la compra digitalizada y siempre disponible para descargar. Olvídate del clásico “se me ha rayado el CD” o “lo he perdido” porque ya no sucede, tú descargas tu archivo en tu ordenador y a disfrutar de él. En ciertos aspectos, es muy cómodo poder comprar cosas desde casa con un solo click y disfrutar de ellas en cuestión de segundos (el tiempo que tarde en descargarse)”.

Pero no es oro todo lo que reluce…

Como todo en esta vida, hay varias pegas en esto del formato digital. La primera de ellas; la conectividad. Si dispones de unos ciertos recursos y sabes que nunca te va a fallar el internet, no tienes problemas, sin embargo, sin internet en muchas ocasiones no vas a poder disfrutar de tus antiguas compras. Por otro lado, también tenemos que vigilar no nos den gato por liebre. En una tienda o comercio, compras lo que tienes en la mano; lo que ves y tocas es lo que hay. En cambio, en internet muchas veces la información es engañosa  y lo que compras puede no ser lo que esperabas. ¡Ah! Y siempre hay que andarse ojo y antes de comprar, comparar el formato digital con el físico. Yo puedo haber comprado una veintena de videojuegos en alguna plataforma (Steam u Origin entre otras), sin embargo, si me cuesta lo mismo que en tienda, prefiero tener el juego con su cajita.


La competencia desleal.

Entre las desventajas, figura una muy grande que he querido comentar a parte. La he llamado “competencia desleal”. En la situación de crisis que nos encontramos, es muy importante para las empresas el atraer a clientes y mantener sus ventas, aunque ello implique bajar precios. Además, los compradores no son tontos y si pueden ahorrarse unos eurillos por comprar lo mismo lo harán, y  de hecho, muchos que ni siquiera se planteaban comprar un producto, lo harán al ver que el precio es más bajo.
Esto nos lleva a la situación en la que interviene la ventaja que he mencionado anteriormente, los precios bajos que se ofrecen por internet respecto a los precios “de toda la vida” de las tiendas. Las comparaciones pueden llegar a ser escandalosas y aunque en ocasiones no hay rebaja alguna, en muchas otras el precio del comercio no puede competir con el precio digital. Esto nos lleva en muchos casos a una bajada de ventas en el comercio y el declive de empresas de venta y distribución. Conozco tiendas que ya se han quejado de esto, de no poder competir contra los precios que se ofrecen desde internet.
A primera vista, esto no puede afectarte, pero es muy importante, ya no solo como aficionado a algo, sino como ciudadano y como persona, ya que sólo consigue agraviar más la desafortunada situación que vivimos. Varias empresas han visto este modelo de negocio y han empezado a disfrutar de las mieles de la distribución digital, mientras los comercios agonizan poco a poco. ¿Cuál es la solución?
Para empezar, el principal apoyo de las tiendas en estos momentos radica en los aficionados más acérrimos, que lejos de conformarse en ver las cosas a través de la pantalla, quieren tener su compra entre sus manos, ya sea la caja de una película o cd o un cómic. Pero se debe buscar una solución más clara que beneficie a todas las partes: empresa, intermediarios y compradores. Para ello, nunca se debe considerar la opción de la digitalización total. Por el momento, creo que no se ha hecho en ningún campo, pero fijaos como cada vez son menos las tiendas que venden discos de música. Las empresas deberían seguir apoyando el formato físico y darle una distinción que no tenga el digital, si bien en los últimos años, muchos han ido reduciendo gastos y ofreciendo un material un poco peor (cómics con un papel más malo, por ejemplo), es hora de invertir el proceso. No hablo de ofrecer ediciones de lujo, simplemente material por el que valga la pena pagar y que ofrezca ventajas respecto a la forma digital (tampoco estaría mal que con el formato físico viniera un código o algo para acceder al formato digital).
Lamentablemente todo este problema, pasa por las manos de las empresas, que son las que deciden en última instancia y en la mayoría de ocasiones sus dirigentes están cegados por el dinero.
La distribución digital es el futuro. Ofrece ventajas y es el método más rápido y, en ocasiones, barato, pero….¿vale siempre la pena? Antes de comprar algo, reflexionad y comparad productos, no os dejéis llevar por la inmediatez de internet y pensad en las miles de personas que trabajan en distribuidoras y tiendas, que cada vez lo tienen más difícil.
_______________________________________________________

Yo por mi parte (M.) sólo quiero añadir que personalmente, no cambio por nada el gustazo de tener mis mangas favoritos en papel y de poder admirarlos en la estantería *o*. Chulearse no es lo mismo en formato digital xD Y si comprase mangas digitales, que no lo hago, probablemente sólo sería para darle una oportunidad aquellos títulos que de otra manera, nunca habría comprado.

2 comentarios:

  1. Espero haber expresado bien mi punto de vista de la distribución digital. Espero que no se malinterprete y acabeis pensando que estoy a favor o en contra de este sistema, simplemente he querido dar a conocer mi punto de vista, para aquellos que desconozcan esta novedad.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Tienes toda la razon del mundo:la copia digital hara desaparecer la copia fisica tal como el tractor desplazo a los jornaleros haciendo el mismo trabajo en menos tiempo y ahorrando dinero.Pero es que eso es lo que conlleva el progreso.
    La gente cada vez compra menos discos fisicos,por contra la gente dedica mas tiempo a la musica.¿Quiere decir esto que dejaran de haber cantantes?Al contrario,los que empiezan lo tendran mas facil y los que se limitaban a sacar una cancion super sonada y rellenar el disco con bazofia ahora se lo tendra que currar mas.¿Que las distribuidoras desapareceran?Por supuesto,tal y como han desaparecido tantos otros trabajos:herreros,serenos,limpiabotas...
    Por contra aparecen nuevos negocios(descarga de politonos,Spotify..)

    Yo personalmente llevo mas de 15 años coleccionando mangas(si,desde los inicios aqui en España)Me seria imposible mantenerla toda en formato fisico:algunas las perdi por culpa de la humedad,otras se han descompuesto debido al"gran" trabajo de las editoriales y en general,podria montar una biblioteca con todo lo que e llegado a tener.por contra de forma digital se que podre mantenerlos para que mi hijo pueda leerlos cuando sea mayor.

    ResponderEliminar