martes, 25 de octubre de 2011

Prejuicios otakus



Seguramente muchos de vosotros, habréis sentido alguna vez que habéis sido dejados de lado o menospreciados por vuestra condición de friki, independientemente de si a ti lo que te va son los juegos de rol, los videojuegos, el mundo de los ordenadores, el manga, etc., y es que hay una cierta parte de la población (yo diría que, tristemente, es una gran mayoría) que se rige por la absurda máxima de "si es diferente, es malo". 
A mi me gustaría centrarme en el caso de los otakus, que es lo que nos pertañe en esta asociación. ¿Os habéis fijado en que cada vez que algún canal de televisión importante saca un reportaje sobre el Salón de Barcelona o de cualquier otro evento de este tipo, sólo aparece gente diciendo burradas, gritando o haciendo como está utilizando un kame hame ha? (o gente que probablemente estaba diciendo algo interesante pero cuya entrevista ha sido cortada de forma intencionada). Continuamente manipulan los reportajes de manera en que den la peor imagen de nosotros posible. Pero la culpa no es sólo de los medios, también la tienen los cuatro atontados de turno que salen en ellos, porque son quienes están ayudando a formar esa imagen del colectivo. En serio, si decir que quieres dominar el mundo es lo mejor que se te ocurre cuando te hacen una entrevista para TV, mejor que huyas de las cámaras, porque lo único que consigues es seguir perpetuando esos horribles estereotipos que se han formado alrededor de nosotros y de nuestro estilo de vida. Dichos estereotipos son los que impiden que la gente vea en un otaku algo más de un "bicho raro" y que por tanto, a veces recibamos ese trato discriminatorio o desagradable por su parte. Yo, por la mía, he hecho una lista de cosas que es o no es un otaku y que es o no es el manga, ¡espero que os guste!

  1. No todo el manga es hentai. De hecho, los mangas más vendidos siempre tratan de fomentar valores como la auto-superación, el esfuerzo, etc. y van dirigidos a chavales a partir de unos 10 años. Y también hay mangas pensados para niños más pequeños. ¿Cuántas veces habremos oído aquello de "¿El manga no es eso de los dibujitos porno?" ?
  2. Los otakus no nos pasamos todo el tiempo encerrados en casa. ¡Sorpresa! Resulta que al igual que el resto de la gente, nosotros también tenemos una vida. También estudiamos, trabajamos, quedamos con los amigos y vamos al cine, como cualquier otra persona. 
  3. No vamos vestidos de ésta o aquella manera. Ser otaku no va ligado a un estilo de ropa. Alguien que vista acorde al estilo visual-kei (ejemplo) no tiene por qué ser otaku. No solemos llevar cosplays para ir a comprar el pan. Como si queremos ir vestidos de Gucci. La ropa no condiciona ser otaku o no.
  4. Ser otaku no es "una fase". Tampoco una moda. Ser otaku forma parte de nuestras vidas, y no importa qué edad tengamos. En los salones de manga hay gente de todas las edades y a todos nos encanta cuando vemos familias enteras. Uno no es otaku para llamar la atención, si no que si lo es es por que le gusta, y si lo muestra públicamente es porque es sincero consigo mismo.
  5. No sólo somos otakus. Ser otaku no está reñido con ningún otro estilo de vida; puedes ser otaku y ser médico, o ser otaku y muy deportista, otaku y estudiante de matrícula, u otaku y gustarte el hip-hop (ejemplos xD). Una cosa, no quita la otra. Nuestra forma de vida y de ser como personas no se reduce a nuestras aficiones otakus.
  6. Ser otaku no significa que adores Japón ciegamente y quieras irte a vivir allí. Puede ser un deseo recurrente entre las personas otakus, pero no todos pensamos igual. Sabemos que Japón no es un país perfecto, ya que no existe el país perfecto. También sabemos ver sus partes malas. Pero muchos sienten sincera admiración por otros aspectos del país del sol naciente y eso no les convierte es personas sin criterio.
  7. El moviento otaku en España no nació ayer. Yo, para qué negarlo, no soy una gran entendida de historia otaku. Pero aunque el porcentaje de población que pueda entrar en el término de otaku sea tan  pequeño, eso no significa que todo esto sea una novedad. Al fin y al cabo, en Japón la cosa se remonta decádas, y aquí ya se va a celebrar la XVII edición del Salón del manga de Barcelona. Y antes de eso, ya existíamos, pero creo, que quizás, no nos hacíamos notar tanto porque no estábamos tan cohesionados. 
  8. No vivimos en un mundo de fantasía. Y no matamos a gente con katanas porque nos guste el Final Fantasy.
  9. El anime no son "dibujos animados para niños". Lo vuelvo a repetir, hay series adaptadas para según qué rangos de edades. Ver anime no te convierte en un crío. De hecho, los niños no podrían entender la mayoría de las series.
  10. Ser otaku no significa ser virgen. He aquí uno de los mayores prejuicios y de los más tontos. Gente que señala a un otaku y suelta "fua, ese no pillará en su vida" o "seguro que lo más cerca que llegará a estar de un hombre/mujer desnudo/a será en esos cómics guarros que leen la gente como él/ella". Esto es absurdo y completamente discriminatorio. Nosotros también salimos con chicos/as, independientemente de que ellos sean otakus o no, y tengamos relaciones con ellos/as nada tiene que ver con si leemos o dejamos de leer manga. 
  11. El tech-para, para-para y demás bailes no implican nada. No, si eres otaku no tiene por qué gustarte el para-para. No tienes por qué saber bailarlo. Y a aquellos otakus que les gusta y lo bailan, bien por ellos. Es una afición como cualquier otra y tienen tanto derecho como todos los demás a disfrutar de ella.
  12. No nos gastamos todo nuestro dinero en mangas y figuritas. Y los que lo hacen, es porque quieren, ¿qué tiene de malo? ¿sería mejor gastárnoslo en drogas como hace una alarmante cantidad de jóvenes españoles?

En cambio, cosas que se pueda decir a favor de los otakus y que aunque no engloben a todos y cada uno de ellos pero de lo que yo me he dado cuenta en estos años de moverme por "el mundillo" es que, especialmente los más jóvenes, son muy sanos. Muchos ni fuman, ni beben, ni nada más allá. Puede que una parte de ellos prefiera pasar un sábado noche en casa viendo una serie de anime con los amigos a salir a emborracharse a las discotecas de su ciudad. ¿Qué tenemos que reprocharles entonces? ¿Que no tengan aficiones "normales" que puedan ser del todo nocivas para ellos? Eso sería absurdo.
Por otro lado, en muchas jornadas, salones, etc. me he fijado en que algunos se dejan las mochilas o bolsos por ahí. La mayoría de las veces sin vigilancia. Y nunca, nunca, he presenciado el caso de que un otaku robe algo. Que venga gente "de fuera" aprovechando la situación para robar, sí. Pero un otaku, nunca. 

Y ahora, ¿qué os ha parecido la entrada? ¿estáis de acuerdo o en desacuerdo con lo que yo he expuesto aquí? ¿creéis que debería añadirse algo a la lista? ¿tenéis más argumentos a favor de los otakus? Nos encantará leer vuestra opinión en los comentarios.

4 comentarios:

  1. Mejor ser Friki que un Cani inculto que no sabe ni leer, ese si que no llegara nada en la vida.

    ResponderEliminar
  2. OHH! Flipante enserio!:) Jajaja me encantó estoy de acuerdo, yo soy una chica, me encanta el anime y el manga, y salgo con chicos tengo muchos amigos, y no me paso todsa mi vida encerrada. Creo que tiene muchissima razón. Felicidades! Y gracias x defendernos así!:D

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Esta es mi última semana antes de empezar a trabajar nuevamente así que me estoy desvelando viendo Gundam Seed. Te mando un saludo muy grande desde Argentina colega. Es un placer ver gente con las mismas aficiones que uno. Es un placer haberme topado con esto. Sigan así!

    ResponderEliminar